Cuento: La bailarina y sus zapatillas de seda


Por Nilda Soto Medina, Bibliotecaria UMET Jayuya  – 18/mayo/2016

Aryanis Nicole está tomando clases de Ballet. Ese tiempo es muy preciado para ella, lo disfruta y siempre es disciplinada con las rutinas que su maestra le recomienda. Ensaya una y otra vez, su postura erguida y flexible a la vez, la hacen perfeccionar las técnicas del ballet.

Pronto se presentará en el teatro, es su debut y esto la pone un poco nerviosa. Su madre siempre la tranquiliza con palabras animadoras. —Sigue practicando, no te des por vencida, tienes mucho talento.

—Aryanis ¿Estás lista para tus ensayos? Recuerda que debes llevar todo tu atuendo, le dice su madre.

Toda su ropa siempre estaba impecable, el tutú espléndidamente abierto tal como los girasoles que abren sus pétalos para recibir los rayos del sol. Sus medias de color blanco se asemejan al plumaje de los cisnes. Su pelo negro y largo, recogido en un moño alto, casi alcanza a las aves que vuelan por el inmenso cielo.

Llega el momento del ensayo final. —No encuentro mis zapatillas de seda, dice Aryanis en voz alta. Nadie responde, todos están ocupados en sus respectivos preparativos.  La tristeza aflora en el rostro de la bailarina, busca por todos lados desesperada y a lo lejos ve una cara conocida.  Es su Abu, quien trae en sus manos un hermoso bolso, que le entrega con una cálida sonrisa.

La pequeña bailarina abre el bolso y allí están sus zapatillas de seda…relucientes, brillantes como la luz de las estrellas.  Rápidamente se pone sus zapatillas de seda y envuelve en un inmenso abrazo a su querida Abu.

Todos están listos para el esplendoroso espectáculo.  Por fin Aryanis Nicole ve cumplido su sueño de presentarse en el recital. Escucha a lo lejos aplausos y más aplausos.

Por la Ruta Artesanal de Jayuya

Taller Zika

Nuevo semestre académico 

Estándares académicos del DE PR

de.pngEl Departamento de Educación de Puerto Rico tiene disponible los estándares académicos 2014-2015 en la siguiente dirección:http://www.de.gobierno.pr/soy-maestro/531-recursos-del-maestro/1851-estandares-academicos

Jornada Educativa vol. 8 no. 1 (enero -junio 2016)

Proyecto de Integración Curricular en UMET Jayuya

promo.certificacion

Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueña en formato digital

La Editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) publicó en formato digital los 127 números de la Revista del ICP, disponibles desde su fundación. el publico general puede acceder a a la siguiente dirección:

ICP

https://issuu.com/revistaicp

Revista Jornada Educativa 2016.01 Centro de Recursos de Información UMET Jayuya

Cuento: Guarializ y las Estrellas de Mar


Una niña soñadora y cariñosa vivía en tierras lejanas, donde el mar no estaba accesible para ella. Desconocía la sensación de que la brisa del mar la acariciara. Su nombre era Guarializ. Un día visita a Abu por primera vez, en las cercanías de la costa y allí la encuentra tejiendo unas piezas que no lograba descifrar.
— ¿Abu que tejes? Preguntó la niña con expresión de curiosidad.
—Estoy elaborando con esta aguja y con estos hilos unas estrellas de mar, le dijo Abu.
Guarializ, quien siempre ha sido indagadora le preguntó nuevamente
— ¿Por qué estas elaborando estrellas de mar?
Abu amorosamente le relata porque está confeccionando tan importantes piezas.
—Algunos pescadores han estado invadiendo esta área en busca de estrellas de mar para venderlas y personas inescrupulosas que no aprecian a estos animalitos las utilizan para crear adornos y solo piensan en ganar dinero. Por tal motivo y a través de estas estrellas de mar tejidas, quiero hacerle ver a las personas que debemos cuidarlas y protegerlas para evitar que se extingan de nuestro planeta. Es nuestra responsabilidad cuidar nuestro medio ambiente y estos animalitos indefensos.
La niña se pone triste y por sus mejillas se deslizan algunas lágrimas. Abu le dice que no se ponga triste porque juntas pueden contribuir a cuidar de las estrellas del mar y de todo el planeta.
— ¿Cómo puedo ayudar? dice Guarializ.
—Qué tal si te enseño a tejer y juntas vamos por el vecindario y le regalamos una estrella de mar tejida a cada persona que nos encontremos y le explicamos el propósito.
Guarializ muy feliz comenzó a aprender a tejer y juntas llenaron una canasta de estrellas de mar de distintos colores, ¡Que hermosas quedaron!
Ahora, cada persona que tenga en sus manos este tesoro contribuirá a cuidar los recursos en las cercanías de la costa que tenemos para nuestro disfrute.
Ya el sol se está escondiendo y pronto caerá la noche. Abu y Guarializ dan un paseo por la orilla del mar para juntas sentir la brisa suave, que acaricie sus rostros y para meditar en todo lo que pueden lograr juntas. Guarializ sueña que con su esfuerzo lograrán detener la extinción de las bellas estrellas de mar.


©2015  Nilda Soto Medina